14429636_10157395941140265_1035826981_n-png

Los gobernadores de Michoacán, Tabasco y Morelos, surgidos del PRD, formaron un grupo para demandar “piso parejo” en la renovación de la dirigencia nacional de su partido, pactada para agosto del próximo año, como un primer paso para definir una política de alianzas y al candidato presidencial.

Plantearon que debe ser el Instituto Nacional Electoral (INE) el que conduzca el proceso interno y señalaron que se trata de fortalecer al PRD, con objeto de que las diferencias se diriman con respeto y garantizar que la decisión de las candidaturas del partido “nos distingan de quienes deciden a partir de una posición unívoca y un pensamiento único”.

“No es un acuerdo en contra de alguien en lo particular, sin embargo para lo que viene es importante la renovación de la dirigencia, con reglas claras para todos”, dijo en conferencia de prensa conjunta Arturo Núñez Jiménez, gobernador de Tabasco.

Aunque inicialmente la convocatoria incluía al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, los gobernadores afirmaron que se trató de un error y que no se le convocó porque no es militante del PRD.

“Si coincide el jefe de Gobierno con nuestro pronunciamiento será bienvenido, si hay coincidencias, bienvenido. No tiene dedicatoria ni mensaje para nadie”, insistió el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

A la conferencia, en un hotel de Paseo de la Reforma, sí estuvo convocado el gobernador electo de Quintana Roo, Carlos Joaquín González. Aureoles aclaró que este último sólo los acompañó en su pronunciamiento.

También los gobernadores se expresaron por construir una posición ante la amenaza real al respeto de los derechos humanos de los migrantes y a las relaciones bilaterales así como a la convivencia pacífica entre los Estados “que representan el discurso del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump”.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: