Sólo ha sido instalada un grupo de trabajo de las 56 comisiones legislativas ordinarias de la Cámara de Diputados, pues las seis mil iniciativas de reforma de ley que han sido turnadas a la Cámara de Diputados continúan “atoradas” en la oficina de Proceso Legislativo, pues las comisiones carecen de diputados integrantes, sólo se ha designado a los presidentes de las mismas.

La Legislatura pasada heredó a actual 459 proyectos de reforma de ley; sin embargo, durante los 40 días que van de actividad parlamentaria se han sumado 140 nuevos, con lo que el rezago aumentó a 599 documentos, aunque estos proyectos de ley necesitan ser revisados por las distintas comisiones ordinarias.

Sin embargo sólo la Comisión de la Defensa Nacional se había instalado, mientras que las 55 restantes aún estaban pendientes.
Y aunque no han trabajado, los presidentes de las comisiones ya recibieron su primera aportación económica, pues la secretaría general de San Lázaro les entregó 39.4 millones de pesos.

El destino de estos recursos es incierto, porque incluso los presidentes de las comisiones no tienen la obligación de comprobar el uso de estos recursos públicos, éste vacío legal incluso ha generado señalamientos de la Auditoria Superior de la Federación en el último informe.

Además del recurso asignado para las comisiones, los diputados federales se aprobaron una bolsa anual de 473 millones de pesos, recursos extra a prestaciones como alimentos, vehículos, asesores, teléfonos celulares, boletos de avión, servicio de cafetería y edecanes.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: