Luis Ángel Bravo Contreras, Fiscal General del Estado, explicó que se trata de un llamado el que hizo la dependencia a al alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, y no se trata de un citatorio ante el Ministerio Público.

“Es un funcionario con fuero, el Ministerio Público ni siquiera tiene la obligación de citarlo para acreditar que estén colmadas las exigencias constitucionales para pasar a otra fase. Yo giré la instrucción de que lo inviten, no lo citen, para que sepa de qué es o en qué consiste este caso y no diga después que le están integrando el asunto en lo oscurito; de una vez que se presente y se defienda”, explicó el funcionario.

El fiscal general del Estado también descartó que esté en proceso un juicio de desafuero, pues hizohincapié en que están en proceso las investigaciones.

“Si hay elementos se procede al otro escaño procesal que en este caso es el legislativo (…), pero no hay nada de esto a la fecha”, señaló Bravo Contreras.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: