Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, tomó protesta el fin de semana como gobernador de Nuevo León, para el periodo 2015-2021.

La ceremonia se realizó en el Congreso local de Nuevo León, a donde acudió el gobernador saliente, Rodrigo Medina, y el nuevo gobernador, Rodríguez Calderón. Por parte del Gobierno de la República asistió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en representación del presidente Enrique Peña Nieto.

Daniel Carrillo Martínez, presidente del Congreso del Estado, le tomó la protesta a Rodríguez Calderón y en su mensaje le ofreció el diálogo para trabajar en favor de los nuevoleonenses.

Por su parte, Rodríguez Calderón adelantó que su plan de gobierno lo presentará hasta dentro de tres meses, pues primero busca hacer una auditoría minuciosa de las finanzas estatales del gobierno saliente.

También señaló que no habrá obras públicas, ni se pagará a proveedores hasta que no se claren las deudas dejadas por su antecesor.

“Se les acabó la fiesta a los bandidos, se acabaron los moches y la corrupción”, dijo, al enfatizar que revisará cada papel y cada cajón de las oficinas del Gobierno del Estado, ante la presencia del gobernador saliente Rodrigo Medina.

“Me siento muy contento de estar aquí. Estoy aquí porque ustedes decidieron vencer la adversidad”, señaló en su primer mensaje a los habitantes de Nuevo León.

“Vamos a limpiar la casa directo y sin darle vueltas” y “si alguien cometió un crimen que dé la cara al pueblo y que responda a la ley, sea quien sea”, dijo “El Bronco”.

“Ante todo quiero que este gobierno sea honesto y abierto. Un gobierno que nos represente dignamente a todos. Vamos a construir un gobierno que ya no sea enemigo sino amigo. Que nos permita renovar lazos de colaboración y respeto”, enfatizó el nuevo gobernador de Nuevo León, quien se convirtió en el primero de la historia en llegar al poder como candidato ciudadano.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: