El fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, señaló que no hay necesidad solicitar el desafuero del alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, por la denuncia que hicieron diputados priístas en su contra por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

“El desafuero procede cuando una vez agotados los elementos de la investigación, hay elementos para poder ejercitar acción penal. En este momento no tengo ninguno que me diga que ya está lista la investigación para proceder al siguiente escaño procesal, que es el legislativo”, explicó el fiscal.

Bravo Contreras detalló que las investigaciones apenas están comenzando y solicitó la presencia de la directora de investigaciones ministeriales a cargo de este asunto, para que a través de uno de sus fiscales, le haga del conocimiento al Yunes Márquez de la denuncia, para que éste pueda proceder con su defensa.

“La instrucción que yo le doy a mis subalternos que se encargan de las investigaciones, es integrar conforme a Derecho, que es la obligación que nos ata al Ministerio Público veracruzano y se investiga como todos los asuntos que tenemos a nuestro cargo; no hay ninguna instrucción en especial, ningún trato, es más, los detalles ni los tengo. La única instrucción es, integrar conforme a Derecho y determinar conforme a Derecho”, abundó el fiscal del estado.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: