Ante el gran desafío para combatir a las organizaciones criminales, este gobierno optó por un diseño institucional que facilitara la coordinación entre las distintas dependencias y corporaciones que realizan labores de seguridad, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.
Durante su mensaje con motivo del Sexto y último Informe de Gobierno en Palacio Nacional, señaló que la violencia se ha contrarrestado con sistemas de inteligencia y con el uso legítimo de la fuerza del Estado.

“Enfrentamos a todos los grupos criminales, especialmente a aquéllos que ejercían control territorial en amplias zonas de la geografía nacional”, subrayó el Ejecutivo federal.

Reconoció que durante los primeros años se lograron importantes reducciones de los niveles de violencia, sin embargo, ese mismo debilitamiento provocó el surgimiento de bandas criminales de menos tamaño sin que existieran en el ámbito local las capacidades policiales necesarias para enfrentarlos con eficacia.

Además, desde noviembre de 2014, se promovió una reforma constitucional para establecer 32 policías estatales únicas, sólidas y confiables en las entidades federativas.

Peña Nieto reconoció la labor de las Fuerzas Armadas y corporaciones de seguridad federales en los trabajos de seguridad, en los que, destacó, han servido a México con lealtad, patriotismo y sentido del deber.

Durante su mensaje, recordó que su gobierno también privilegió la política, el diálogo y la coordinación como las vías para fortalecer las instituciones.

“Sólo en un país con instituciones sólidas puede haber paz y bienestar para todos. Instituciones que se tienen que construir cuando no existen, fortalecer cuando son débiles y defender cuando sirviendo a México, se ven amenazadas”, acotó.

Indicó que el Nuevo Sistema de Justicia Penal acusatorio es ejemplo de la trascendencia y de la complejidad de fortalecer a las instituciones.

“El sistema es perfectible, pero ha sido el cambio más importante de nuestro sistema de justicia penal en más de un siglo al sentar las bases para la impartición de justicia más expedita, transparente e imparcial”, resaltó.

En este marco, expresó su reconocimiento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y a los integrantes del Poder Judicial por la determinación con la que han implementado este modelo de justicia garantista que permite una eficaz vela de los derechos de la persona.

Expuso que mediante el fortalecimiento y la construcción de instituciones se dio respuesta a una de las mayores exigencias de la población desterrar la corrupción de la vida pública, de ahí que se impulsó el Sistema Nacional Anticorrupción, el Sistema Nacional de Transparencia y la Ley General de Mejora Regulatoria.

Añadió que se trata de poderosos instrumentos de disuasión para quienes se sientan tentados a violar la ley y provee medios de sanción contra se sientan tentados a hacerlo. “Quienes quebrantan la ley y traicionan la mística del servicio público, merecen el rigor de la propia ley”.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: