El comentario del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre África generó indignación entre las organizaciones defensoras de los derechos civiles.

La Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Raza Negra (NAACP, por sus siglas en inglés) acusó a Trump de “racista, inculto e insensible”.

En un comunicado, la organización dice que la “decisión (del mandatario) de usar una palabra vulgar para describir a los países africanos, centroamericanos y caribeños no sólo representa una baja calificación para este presidente, sino que es un hito negativo para nuestra nación”.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus iniciales en inglés) indicó que Trump “ha sido congruente acerca del nacionalismo blanco que impulsa sus políticas de inmigración”.

Lorella Praeli, directora de políticas migratorias para la ACLU, dice que los comentarios del presidente son “directamente opuestos a la decisión que el Congreso tomó en 1965 de hacer a un lado las racistas cuotas por país que existían en el pasado”.

Trump se refirió a “países de mierda” de África durante una reunión el jueves en torno a los inmigrantes.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: