camarapresidenta

Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional, se convirtió ayer en el funcionario de mayor rango del gobierno de Donald Trump en caer en la investigación del fiscal especial sobre la posible colusión de socios del mandatario con los rusos en las elecciones estadounidenses y, aún más alarmante para la Casa Blanca, anunció que está cooperando plenamente en la indagación, informando que sus contactos con los rusos fueron realizados en coordinación con otros integrantes del círculo íntimo del presidente, incluyendo posiblemente al yerno de éste.

El ex general Flynn, quien también fue asesor cercano de Trump durante la campaña electoral, fue formalmente acusado ante un tribunal federal de un solo cargo: mentir a la FBI sobre sus contactos con el entonces embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, en diciembre de 2016, durante la transición presidencial.

 

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: