El subsecretario de Planeación de la Secretaría de Finanzas, Arturo Jaramillo Díaz de León, explicó que el monto de la deuda heredada que se cubrirá con la disposición del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, el Fondo de Aportaciones de Infraestructura Social y el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal; será de un total aproximado a 22 mil millones de pesos. Además el funcionario detalló que los pasivos que recibieron de la administración del exgobernador Fidel Herrera Beltrán son de aproximadamente 25 mil millones de pesos.

Jaramillo Díaz de León explicó que la decisión de presentar una iniciativa para liquidar la deuda heredada por la anterior administración no se tomó a la ligera, pues fue evaluada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos y el gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien estuvo presente en todas las reuniones para analizar el esquema de solución al problema.

“Con estos tres fondos estaremos buscando alcanzar casi 22 mil millones de pesos que van a cubrir el 90 por ciento de la deuda bancaria que se encontró al principio de la administración, cuyo total se acerca a 25 mil millones de pesos de deuda bancaria”, abundó el subsecretario de Planeación de la Secretaría de Finanzas.

Jaramillo Díaz de León precisó que el FAFEF permite, con base en lo expresado claramente en la Ley de Coordinación Fiscal, el saneamiento financiero, el pago de deuda, mientras que el FAIS permitirá hacer obra social en las zonas más vulnerables de Veracruz.

Al ser cuestionado sobre si habrá más deuda en caso de aprobarse la propuesta presentada por el gobernador al Congreso local, Jaramillo Díaz de León negó que esto pueda ocurrir.

“Esto nos va a generar a nosotros un mecanismo de activación de la economía local y lo que es más relevante: con pronósticos no alentadores para el próximo ejercicio, es decir, la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y por supuesto el entorno internacional que se está dando; no nos ofrecen buenos pronósticos para lo que va a ser 2016 y esta acción se está dando en un momento altamente oportuno, muy responsable por parte de la administración para tomar estas decisiones que forman parte de todas las decisiones administrativas”, destacó el funcionario.

Jaramillo Díaz de León explicó que la deuda pública del estado es de poco más de 44 mil millones de pesos, misma que está dividida en bancaria bursátil y algunos créditos de fondos federales, aunque enfatizó que el asunto bancario es el que preocupa a la administración estatal, por lo que buscan sanear las finanzas públicas.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: