CORRER AGRANDA EL CORAZÓN

Esto mismo me dijo la semana pasada una persona cuando en la plática salió el tema de que me gustaba correr. "La gente no lo sabe, increpó, pero correr hace que te crezca el corazón hasta matarte, es muy pe...

MARÍA ANDARES

Cerca de las nueve treinta de la noche, Ignacio se retiró de su oficina. Acababa de leer un artículo en el portal electrónico de "Imagen de Veracruz" en el que se exponía que México había quedado en un peno...

El conjuro

Andares Alejandro Mier Uribe Esa mañana al despertar, Wilfredo se llevó el peor susto de su vida. Al abrir los ojos, parado sobre su pecho y a escasos centímetros de su rostro, se encontraba un abominab...

Entrevista con Da Vinci

Entrevista con Da Vinci Andares Alejandro Mier Uribe Cuando Leonardo Da Vinci me concedió esta entrevista supe que era la oportunidad más grande que la vida había puesto frente a mí. ¿Se imaginan est...

Gemelas

Gemelas Andares Alejandro Mier Uribe El suburbio donde Jennifer Evans y Johnatan Morales iniciaron su vida de casados, era el sueño de toda familia americana. Corría el año de 1948, ambos eran muy j...

El porta retrato

Feliz día del padre El porta retrato Andares Alejandro Mier Uribe -¿Se puede? -Dijo Sergio al tocar con los nudillos en la puerta de la oficina de su padre. -Pasa, hijo, adelante. -Respondió el señor...

Morir dos veces

Morir dos veces Andares Alejandro Mier Uribe Magdalena se colocó las pantuflas y bajó muy suavemente las escaleras del apartamento para no despertar a su bebé. No necesitaba ver a su esposo para adi...

El peón

Andares Alejandro Mier Uribe La parvada de pelícanos desfila en lo alto. El ave guía, con el dominio perfecto de tiempo, fuerza y espacio, se tira a un costado para dejar que el resto del equipo la reba...

La pausa

Andares Alejandro Mier Uribe Siempre me pregunté ¿qué siente una madre cuando después de 9 meses de esperar a su hijo con toda la ilusión, ternura y amor posible, por fin lo recibe en sus brazos? Ese si...

El Mascafierros

Feliz día del maestro Andares Mtro. Alejandro Mier Uribe Caminar muy de mañana rumbo a la escuela secundaria “Ángel Salas Bonilla”, el primer día de clases, no era nada envidiable. Los papás nos rec...

Ahorcados

  Andares Alejandro Mier Uribe Pocas eran las personas que habían escuchado salir una sola palabra de la boca de Anastasio. Se podría decir que “Coyote”, su perro Pastor Belga, sumando las órden...