Varias fuentes de la ciudad de México se tiñeron de rojo al cumplirse un año de los crímenes de Iguala en el que desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.
En el llamado Día de la Indignación, varios manifestantes tiñeron varias fuentes a manera de protesta. 
Simultáneamente miles de personas en todo el país y en varias ciudades del mundo realizaron marchas para exigir justicia en denominado caso Iguala.

   
   

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: