El Papa Francisco dio un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en la que invitó a todos los delegados a trabajar no sólo por la paz, sino también por la justicia.

Después de una reunión privada con el secretario de la ONU, Ban ki-Moon, el dirigente de la Iglesia Católica se dirigió al vestíbulo del Palacio de Vidrio de esta ciudad donde lo esperaban ya varias decenas de personas.

El Papa ofreció un discurso en Inglés, en el que destacó los esfuerzos de los delegados de la ONU que hacen posible el desarrollo de iniciativas diplomáticas, culturales y económicas.

Además, hizo hincapié en que la ONU debe responder a las esperanzas de la familia humana.

“Hoy y siempre, les pido a cada uno de ustedes, cualquiera que sea su cometido, que se cuiden unos a otros. Que estén cerca unos de otros, que se respeten y, de esta manera, encarnen entre ustedes el ideal de esta organización de ser una familia humana unida”, señaló el Papa.

“Vivan en armonía, trabajen no sólo para la paz, sino en paz; trabajen no sólo por la justicia, sino con un espíritu de justicia”, abundó el Papa Francisco.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: