Martin Winterkorn renunció a la presidencia de Volkswagen luego del escándalo que se dio en Estados Unidos al descubrirse que la compañía alemana había manipulado sus autos para evadir las verificaciones de gases contaminantes en sus vehículos diesel.

Previo a su renuncia, Winterkorn tuvo una reunión con el Consejo de Supervisión de Volkswagen para evaluar la crisis que ha generado pérdidas millonarias a la empresa.

“Volkswagen necesita un nuevo comienzo, también en términos personales. Con mi dimisión dejo el camino libre. Estoy impactado por los acontecimientos de los últimos días, sobre todo, estoy impresionado por que una conducta errónea a esta escala sea posible en el grupo Volkswagen”, dijo Winterkorn.

“Admito como presidente la responsabilidad por las irregularidades que se han encontrado en motores diesel y por ello he pedido al comité de supervisión llegar a un acuerdo para acabar mi función como presidente del consorcio. Lo hago en interés de la empresa, incluso si soy consciente de que yo no hice nada mal”, señaló Winterkorn en su dimisión.

Luego de la reunión con el ahora expresidente de Volkswagen, el Consejo de Supervisión reconoció el daño económico a la compañía y “la pérdida de confianza de muchos clientes en todo el mundo”.

El escándalo se dio luego de descubrirse que la mayor productora de autos en el mundo había instalado un software en los modelos con el motor diésel EA 189, el cual detecta cuando el vehículo está siendo examinado, por lo que altera las mediciones de gases contaminantes para cumplir con las normas federales en materia ambiental de Estados Unidos.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: