Casi un centenar de activistas, académicos, intelectuales y expolíticos publicaron en distintos medios un desplegado en el que rechazan los obstáculos legales que los partidos políticos, desde el Congreso, ponen a las candidaturas independientes.

Este desplegado se da luego de que las legislaturas locales de Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz aprobaron reformas que dificultan que un ciudadano pueda contender de manera independiente en unas elecciones.

Sergio Aguayo, Rubén Aguilar, Héctor Aguilar Camín, Bruno y Demián Bichir, Gael García Bernal, Juan Pardinas, Javier Sicilia, Jorge Castañeda, Juan Ramón de la Fuente, Gerardo Esquivel, Carlos Elizondo, Luis de la Calle, Cuauhtémoc Cárdenas, Denise Dresser, Enrique Krauze, Francisco Labastida, Diego Fernández de Cevallos y Julio Frenk, entre otros firmaron el siguiente desplegado:

POR UNA CANCHA PAREJA PARA CANDIDATURAS INDEPENDIENTES

En las elecciones de 2015, por primera vez en el México moderno, hubo candidaturas independientes. Fue un avance significativo para nuestra democracia, pues trajeron mayor competencia y se ampliaron las opciones de los ciudadanos para votar y ser votados.Las respuestas a esta nueva realidad no se han hecho esperar.

De un lado se anuncia una estimulante diversidad de candidaturas independientes para las elecciones locales de 2016 y 2017, y la federal del 2018; del otro, aparecen en distintos estados, como Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz,legislaciones,que al someterlas a requisitos desproporcionados,pretenden hacerlas virtualmente imposibles.

Las restricciones mencionadas constituyen retrocesos graves en el arduo camino de la democracia mexicana, pues limitan derechos que otorga la Constitución, contradicen fallos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y desoyen opiniones del Instituto Nacional Electoral.Nos oponemos a estas leyes discriminatorias.

Exhortamos a las legislaturas estatales y al Congreso de la Unión a no aceptarlas. Hacemos, también, un llamado al TEPJF, al INE y a la SCJN para que, por la vía legal, apoyen la adecuación de las legislaciones estatales ampliando los derechos de los ciudadanos según el principio pro persona consagrado en la Constitución a través de las reformas de derechos humanos de 2008.

Las candidaturas independientes, bien reglamentadas, no sustituyen ni desplazan a los partidos políticos, piezas centrales de cualquier democracia representativa, sino que introducen mayor competencia electoral y constituyen un acicate para obligarlos a rectificaciones urgentes.

En los derechos político electorales,en especial el derecho de los ciudadanos de votar por candidatos independientes, y de éstos a ser votados, como en todos los referidos a nuestra vida pública, debe prevalecer el principio constitucional de que son derechos humanos fundamentales. Deben ser objeto de constante  ampliación y no de recortes caprichosos por motivos políticos facciosos.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: