El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, declaró que el presidente de Siria, Bashar al Assad, tiene que renunciar a su cargo aunque el momento de su partida debe decidirse mediante negociación.

Tras reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores británico Philip Hammond, Kerry pidió a Rusia e Irán hacer uso de su influencia para convencer al presidente sirio de negociar una transición política.

Kerry dijo que Estados Unidos apreciaba que Rusia se estuviera involucrando en el combate contra Estado Islámico en Siria, pero que el empeoramiento en la crisis de refugiados destacaba la necesidad de encontrar un punto de encuentro que pudiera además llevar a cambios políticos en el país.

“Tenemos que llegar a la negociación. Eso es lo que buscamos y esperamos que Rusia e Irán, y cualquier otro país con influencia, ayuden a lograrlo, porque esto es lo que está impidiendo que esta crisis termine”, sostuvo Kerry.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: