El Ministerio del Interior confirmó la muerte de ocho ciudadanos mexicanos en un ataque accidental de fuerzas de seguridad contra turistas en el desierto occidental egipcio.

Además de los ocho mexicanos, hay  cuatro egipcios que perdieron la vida y de los nueve heridos, siete son mexicanos, quienes se encuentran estables y están hospitalizados en el hospital de Dar al Fouad, en las afueras de El Cairo.

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, viajó a Egipto para entrevistarse con autoridades y solicitar que se esclarezcan los hechos, además de brindar apoyo a los heridos y a los familiares de las víctimas.

El caso ha atraído la atención en todo el mundo por las presuntas contradicciones en la versión del gobierno egipcio.

Inicialmente se dio a conocer que la caravana con turistas se encontraba en una zona restringida y que por eso fueron confundidos por terroristas, sin embargo ahora se sabe que el oasis donde ocurrieron los hechos no estaba restringido e incluso es un destino turístico de aquella región.

Además, de acuerdo con testigos de los sobrevivientes, los vehículos fueron atacados desde el aire con disparos y bombas, lo que desencadenó que las unidades acabaran en llamas.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: