El Ejército de Egipto mató, presuntamente por error, a un grupo de turistas, entre ellos unos mexicanos, porque supuestamente los confundió con terroristas.

Ayer domingo el Ministerio del Interior emitió un comunicado para confirmar que un grupo élite del ejército egipcio atacó a una caravana de cuatro vehículos en la región de Wahat, en el Desierto Occidental egipcio, muy cerca de la frontera con Libia.

Al menos una docena de personas perdieron la vida, entre las cuales se encontraban un par de mexicanos y los guías egipcios.
Los ataques se dieron con bombas desde un avión y un helicóptero sobre la caravana que se había detenido para comer.

Por su parte la Secretaría de Relaciones Exteriores de México confirmó que otros 6 compatriotas resultaron heridos por el ataque del ejército egipcio. Y el presidente Enrique Peña Nieto lamentó los hechos a través de las redes sociales.

“México condena estos hechos en contra de nuestros ciudadanos y ha exigido al gobierno de Egipto una exhaustiva investigación de lo ocurrido”, publicó el presidente en su cuenta de Twitter.
La versión del gobierno egipcio es que el grupo de turistas se encontraban en un lugar restringido.

Rasha al Azaizi, vocero del Ministerio de Turismo en Egipto declaró que la empresa contratada por los turistas no contaban con licencia, ni permisos necesarios para realizar el recorrido por la zona donde sufrieron el ataque, la cual es ocupada por el grupo terrorista Estado Islámico.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: