Los aviones rusos realizaron más ataques aéreos en Siria, llegando a alcanzar 60 objetivos del grupo yihadista Estado Islámico y del Frente al Nusra, rama siria de Al Qaeda, informó el Ministerio de Defensa ruso.

Tras cumplir sus misiones en las provincias de Hama, Latakia, Damasco, Idlib, Alepo y Deir ez-Zor, todos los aviones regresaron a la base aérea de Hmeimim, explicó Igor Konashenkov, vocero del citado ministerio.

Entre los objetivos atacados figuran 19 centros de mando, 30 posiciones de disparo, nueve áreas fortificadas, dos depósitos de municiones, una fábrica de armas y explosivos y nueve vehículos todo terreno.

“La inteligencia aérea y espacial rusa continúa identificando a diario nuevos elementos de la infraestructura del EI en territorio de Siria para su posterior destrucción por la aviación rusa”, dijo Konashenkov.

Con el apoyo de los bombardeos rusos, combatientes iraníes y del grupo chiíta libanés Hezbolá, las fuerzas del gobierno sirio han lanzado cuatro ofensivas en las últimas dos semanas en Alepo, Homs, Hama y en el norte de la provincia costera de Latakia.

Rusia comenzó el pasado 30 de septiembre su campaña de ataques aéreos en Siria dirigidos contra el EI, pero Estados Unidos y otros países occidentales han denunciado que la mayoría de los blancos son las fuerzas rebeldes que luchan por derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: