La precandidata del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, se comprometió a trabajar “desde el primer día” de su mandato, si gana las elecciones de 2016, por una reforma migratoria que permita salir de las sombras a los millones de indocumentados que viven en el país.

“La reforma migratoria. Empezaría a trabajar por ello desde el primer día de mi Presidencia”, aseguró la exsecretaria de Estado de EU durante una sesión de preguntas y respuestas en San Antonio con el presidente de la Cámara de Comercio Hispana de ese país (USHCC), Javier Palomarez, defensor de la regularización de indocumentados.

Clinton, favorita para la nominación demócrata, aseguró que, de alcanzar la Casa Blanca en 2016, también defenderá las acciones ejecutivas que emitió el pasado noviembre el presidente Barack Obama, para legalizar a cinco de los once millones de indocumentados que viven en el país.

“Una reforma migratoria integral en la que saquemos a la gente de las sombras sería bueno para nuestra economía. Si podemos sacarlos de las sombras, nuestro mercado de trabajo sería más eficiente y los trabajadores indocumentados dejarían de ser explotados”, defendió Clinton.

Para poner como ejemplo los beneficios que los cambios en política migratoria traerían a la economía de Estados Unidos, Clinton dijo que actualmente los indocumentados contribuyen con 12 mil millones de dólares al año al fondo de la seguridad social sin poder beneficiarse de sus prestaciones.

“De aprobarse una reforma migratoria, la contribución de los inmigrantes indocumentados ascendería a 21 mil millones de dólares”, destacó la candidata.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: