Ramón Poo Gil, alcalde de Veracruz, aseguró que se hace “todo lo posible” para evitar que estalle una huelga en el Sistema de Agua y Saneamiento, pues reconoció que los cumplimientos parciales de las exigencias de los trabajadores, han extendido los aplazamientos y evitado un paro masivo.

El también presidente del órgano de gobierno del SAS explicó que una huelga definitivamente afectaría a los veracruzanos, pues esta empresa abastece de agua a toda la zona metropolitana, además da mantenimiento a toda la infraestructura hidraulica de la ciudad.

Poo Gil explicó que el Contrato Colectivo aún está en revisión para determinar qué procede, pues en breve Grupo MAS iniciará operaciones en la ciudad. Este nuevo organismo recibió el respaldo del Congreso del Estado para el inicio de operaciones, aunque en los trabajadores sindicalizados de SAS hay incertidumbre sobre su futuro laboral.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: