De acuerdo con José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, “México llega con una marcada debilidad” luego de una depreciación de monedas internacionales y caídas en los precios del petróleo.

El analista expuso en su columna en El Universal que “3 gobiernos no aprovecharon el entorno favorable de altos precios del petróleo y bajas tasas de interés”.  Además señala que desde el año 200 y hasta el 2014 hubo condiciones favorables para la economía mexicana, pero que no se aprovecharon al máximo, por lo que muy difícilmente se repetirán las condiciones en esta generación.

La situación se complica para México pues varias de las economías emergentes se han debilitado. Por ejemplo, de las naciones que integran el BRICS, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, sólo India mantiene una fuerte dinámica económica que no se ha visto afectada como la del resto de las naciones que integran el organismo.

El analista expone que aunque “durante años se soñó con un paradigma que vendría a resolver el problema de un modelo económico que no es funcional en la actual geoconomía”, pues actualmente muchas naciones que no tienen una sólida política industrial no pueden competir con el capitalismo de estado de naciones como China.

Además el Producto Interno Bruto creció sólo un 2.4% en el primer semestre como resultado de la desaceleración industrial, la ineficiencia del gasto público y que “las reformas no tienen ningún componente que les permita enfrentar una coyuntura económica internacional marcada por la volatilidad y debilidad financiera”.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: