Hola Miguel:

Hace más de 14 años tuve la oportunidad de colaborar contigo por primera vez, recuerdo lo complicado que fue al principio tratar de convencer al panismo de la viabilidad de un proyecto que en aquellas épocas era poco menos que imposible, vencer al fidelismo en el la plenitud del poder, ya ni hablar de la ciudadanía qu estaba convencida que ese Gobierno era lo mejor para Veracruz, triste realidad que vivieron después con todo lo que esa administración dejó de herencia en Veracruz.

Eramos un puñado de soñadores encabezados por ti, Paty Delgado, Moises,Valdermar, y después Daniel y Rodrigo, quién podría pensar que un grupo tan reducido de soñadores llegaría hasta las más altas esferas de la política estatal y en el caso tuyo nacional.

Yo siempre me pregunté como un tipo como tú exitoso en los negocios, con su vida resuelta e inteligente con grandes proyectos empresariales en puerta, se interesaba por la política, siempre te lo dije que me causaba admiración esto. Al tratarte, con el tiempo comprendí y advertí tu capacidad para servir a los demás y tu gran compromiso por el bien común, cosas que difícilmente las tiene una persona y más cuando ha sido favorecido por el destino y la vida.

Empezó esa campaña por la alcaldía de Boca del Rio, la primera vez fue muy difícil -tu ya sabes de lo que hablo-, todos los partidos se alinearon en nuestra contra, el PRI exactamente como lo hizo ahorita se mimetizó en otras siglas y aun así contra todos los pronósticos vencimos con el favor de una ciudadanía boqueña que desde entonces aprendió a quererte y que sabe que es correspondida por ti con creces en ese sentimiento.

Recuerdo tu matrimonio con Paty una joven guapa, atlética y de carácter fuerte con grandes cualidades humanas, me dio mucho gusto ver lo feliz y pleno que fuiste, irradiaban amor,Boca del Rio fue avanzando, se lograron grandes cosas -creo y digo yo-, lo mejor de todo fue que el ciudadano boqueño recuperó su amor por la ciudad y recobró la confianza en su Gobierno Municipal.

El FIDELISMO no cesó en sus intentos de sacarnos de la política con una obsesión poco menos que enfermiza, inventó cada barbaridad al respecto tuyo y de tu familia que solo un verdadero inocente podría creer aún y cuando éstas mentiras y cuentos chinos eran masificados por la prensa, desde luego la prensa decente no se involucró en este lodazal, sólo era la prensa a modo del régimen priista, si, los mismos, como puedes advertir ahora que están de nuevo hablando, escribiendo y reeditando las viejas calumnias y mentiras.

La Alcaldía se perdió en ese 2010 pero no nos derrotaron y todo Veracruz lo sabe, solo tuvieron más votos con aquello del turismo electoral, trayendo gente de otros estados a votar, por este mismo hecho no pudimos llegar al Gobierno del Estado en ese mismo año.

Aquí hago un paréntesis, tu padre, un político de mucha experiencia, un tipo verdaderamente comprometido con Veracruz y una voz de denuncia, de las muy poquitas voces que se levantaban en contra del régimen fidelista y después duartista, cuando todos callaban por miedo o conveniencia, fue impulsado por tu esfuerzo y tu trabajo impecable, tú fuiste el ariete del cambio que se avecinaba en Veracruz y que después de la excelente segunda administración que tuviste en Boca del Rio se pudo concretar en el 2016, se sumó a esto Fernando y Omar, ellos desde sus propias trincheras fueron fundamentales para dirigir a miles de veracruzanos que estaban cansados del fidelismo y su hijo el duartismo que tenían postrado y hundido a Veracruz.

Tú Miguel mismo ahora representas el anhelo de más de un millón cuatrocientos mil veracruzanos, tu padre ha hecho un excelente trabajo a la luz de los acontecimientos de cómo recibió el Estado del Duartismo, hoy no alcanzamos la meta, sin embargo no fuimos derrotados tampoco, pues como bien sabes una operación de gran calado del PRI abandonando a su propio candidato para apoyar a otros candidato de otro partido fue el que hizo este pequeño paréntesis que no permitió llegáramos a darle continuidad al trabajo de tu padre.

Pero quiero recordarte las palabras que tu padre mismo dijo en ocasión de la derrota del Ing. Buganza en el 2004; “Las victorias nunca son totales, así como las derrotas nunca son absolutas, esto debe darle esperanza al derrotado y humildad al vencedor”.

ASÍ LAS COSAS mi estimado VIEJO AMIGO.

Gracias por lo que has hecho por Boca del Río, ejemplo a nivel nacional, de donde resalto el FORO BOCA Y EL PARQUE LINEAL DEL DREN B, en donde todos fueron atendidos por ti y por Paty sin importar colores, razas, credos o condición social.

Gracias por tu ejemplo de valor, de coraje, de convicción por el servicio público y de trabajo.

Gracias por tu amistad invaluable para mi, tu cariño, tu aprecio para mi esposa y mis hijos de parte tuya y de Paty y tus peques a los que queremos tanto.

Eres un tipo muy afortunado, tienes una hermosa y valiente esposa, unas princesas muy lindas y a tu príncipe que es tu vivo reflejo, teniendo esa bella familia eres inmensamente rico y bendecido por Dios.

Muchas gracias desde el fondo de mi corazón por haberme acompañado el día que mi madre murió, jamás olvidare ese detalle y el de las esquelas que sacaste tú y tu padre. Mi madre fue una persona muy sencilla y humilde que se vio engalanada en su partida y reconocida. Mil gracias Miguel siempre recordaré ese gesto tan humano que tuviste conmigo y mi mami.

Por último Miguel quiero decirte algo: “Lo mejor AÚN esta por venir”

Estoy agradecido, soy un tipo bien nacido, son los principios que unos ancianos humildes me inculcaron desde la infancia, por ellos te escribo esta sencilla carta.

Te queremos y a Paty y tus peques.

Atentamente:

Annie, Anita, Luisito, Albertito y tu servidor y amigo.

 

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: