Estoy completamente felíz por ser una integrante más en las enormes filas del llamado “sexo débil”, me encanta ser mujer, tiene sus enormes privilegios, sus ventajas definitivas ante muchas situaciones, somos fuertes, la gran mayoría somos inteligentes, tenemos el don de la versatilidad, nos adaptamos fácilmente a la situación que se nos presente, podemos hacer varias cosas al mismo tiempo, en fin, en verdad me enorgullece ser mujer, PEROOO tengo que decir algo, ¿¿¿¿ a quién se le ocurrió decir que las mujeres somos iguales a los hombres???? NO LO SOMOS ni lo seremos jamás, ni en condición física y generalmente, tampoco en responsabilidades, cada quien tiene sus funciones, aparte de eso, ¿acaso no es lindo cuando te invitan a salir y se preocupan por atenderte? Abren la puerta, te toman del brazo o de la mano, pagan tu cuenta, te dan preferencia al elegir… te tratan como a una personita delicada a la que hay que cuidar, ¿por qué insisten en perder eso? Ahhhhhh pero la criaturita delicada del Señor ahora quiere salir con el galán pero que no te abra la puerta ¡¡ tú tienes manos y lo sabes hacer!! Pagar la cuenta, ni se diga! Que ofensa a tu hombría! Digo, a tu feminismo! No nos confundamos, ok, no quieres que pague no pasa nada, no quieres que abra tu puerta, tampoco pasa nada, eres tan fuerte que el hombre ahora se te hace poco, no esperes que cuando te caigas esté ahí para ayudarte criaturita del Señor, a lo mejor creas que estoy hablando tonterías, pero a lo que voy es a que no podemos sentirnos grandes haciendo pequeños a otros, en éste caso, al hombre, somos complementarios, si, iguales, no, y hay mujeres que abusando de su género creen que pueden ponerse pesadas con los caballeros pues no esperan una respuesta, apenas se les pone en su lugar de pronto, vuelven a ser las pobres e indefensas criaturitas y encima, víctimas!!!! No, de los hombres debemos reconocer sus cosas buenas, que son inteligentes como nosotras, que son luchones, hay señores, ¡señorones! Que trabajan a lomo partido por sus familias – tengo que decirlo porque me llena de orgullo, mi marido es así- , y ahora hasta ése reconocimiento les queremos quitar, viene el día del padre y aunque sé que muchas mujeres han sufrido el abandono de un mal hombre, han tenido que atender a sus hijos y tomar 2 y a veces más trabajos para poder sacarlos adelante, eso no te hace MADRE y PADRE, uno no puede sustituir al otro JAMÁS , además, quiero decirles que ahora gracias al “feminismo” entre otras cosas, muchas mujeres han dejado a sus maridos con todo y bendiciones, y ahí ven al pobre hombre corriendo con sus bendiciones de un lado al otro, tratando de peinarlos, atenderlos y educarlos lo mejor posible, y no por eso el 10 de Mayo se auto festejan! ; debemos reconocer que ésta sociedad mexicana no los instruye para ser padres, a las mujeres si para ser madres desde que somos pequeñas, algo inconsciente pero así es, y llegados a éste punto, POR FAVOR mujeres, el día del PADRE es de los SEÑORES, no de las mamis, nosotras tenemos el 10 de mayo y lo pasamos lo mejor posible, dejemos que ellos disfruten su día porque además:

¡BIEN MERECIDO LO TIENEN!

¡FELIZ DÍA DEL PADRE A TODOS LOS PAPIS! Reciban un fuerte abrazo, pero sobre todo, mi reconocimiento a su entrega, a ése amor silencioso que se vuelca en el trabajo para dar lo mejor posible a su familia, muchas felicidades a todos y cada uno de ustedes; Luis Humberto, felicidades a ti mi vida, porque eres eso y más.

Lic. Ana Graciela Yunes Mafud.
@anyunesm

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: