Es simplemente una amenaza así, víl y descarada la que emitió en dias pasados Andrés Manuel López Obrador antes industriales y empresarios, al decir que si él pierde les dejará el tigre desamarrado, inaudito en la historia política de este país y por demás inquietante.

Quizá el candidato olvida que las revoluciones siempre empiezan por las clases altas y diferencias por la repartición del poder, dándole argumentos doctrinarios la clase media y luchando por ambos las clases mas desposeídas quienes asumen las bajas físicas y si usted estimado lector lo duda, favor de revisar la infancia de Lenin, de Mao, de Madero, etc y después emita un juicio objetivo.

Un país como el nuestro de desigualdades necesita la participacion de todos, pero todo dentro del concierto de la armonía y la tranquilidad social, desde luego una participacion resuelta y mandar al basurero de la historia a quienes han abusado del poder y si Andrés Manuel pretende ser este personaje debe mesurar su discurso y controlar a sus huestes.

México ha sufrido mucho a lo largo de su historia cuando nos desunimos y nos enfrentamos, la guerras civiles o luchas de clases jamás terminan bien y si no voltee a ver el caso de Siria, de Afganistán o simplemente de Cuba, Bolivia o Venezuela, pensar que sacándole el dinero a los ricos para repartirlo a los pobres sin alentar o motivar, la libre empresa, la producción y el crecimiento económico es un error histórico y propio de idealistas ingenuos.

Pero en fin y sólo como recordatorio a los anhelantes de que despierte el tigre, no debemos olvidar a la cercanía con Estados Unidos y a la excelente relación de nuestras clases privilegiadas con los mercados internacionales; el despertar al tigre, lo único que traerá será animar al cazador que hoy se entretiene con baratijas materialistas a actuar.

Es cuanto.

Atentamente:

Lic. Luis Humberto Tejeda Taibo.
Facebook. Luis Humberto Tejeda Taibo
Twitter: @ttaibo

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: