TERCERA LLAMADA, COMIENZA LA FUNCIÓN.

 

Tercera llamada. Comienza la función.

Un nuevo espectáculo circense, que servirá como distractor de los temas importantes que afectan al país, será la llegada a México del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.

A partir de la puesta a disposición de un juez de control, que sin lugar a dudas le dará prisión preventiva, la clase política en funciones y en plena campaña sucesoria, tratarán de adjudicarse el mérito de haber atendido el clamor social de un pueblo indignado que pedía justicia por la pérdida de la calidad de vida, debido a la corrupción y complicidad de funcionarios, servidores públicos, políticos de diversos partidos, dirigentes sindicales, líderes sociales y empresarios. Sin embargo, en lugar de justicia sólo recibirán un magno culpable, el cual será el encargado de personificar -en el escenario publico del circo de la política- el papel del mal, para que la sociedad pueda canalizar todo su coraje a un sólo personaje.

Pero quién o quiénes repararán el daño a las familias veracruzanas por la falta de obra pública, la escasez de medicamentos en clínicas y hospitales, por la pérdida de miles de empleos, el incremento de la violencia que ha provocado cientos de homicidios y la desaparición de personas…

Toda vez que, el sistema de justicia penal actual privilegia la reparación del daño a las víctimas y hasta el momento sólo se puede observar el enjuiciamiento de los probables responsables, sin tomar acciones extraordinarias para resarcir las afectaciones a las familias afectadas.

Hasta hoy todo el espectáculo se ha centrado en buscar culpables sin dar soluciones, o usted a escuchado que la Cámara de los Diputados, de los Senadores, el Congreso de Veracruz o el Gobierno Federal hayan tomado acciones para enviar recursos adicionales a la entidad veracruzana para reparar el daño provocado por la corrupción. Tan solo la Auditoría Superior de la Federación ha documentado más de 55 mil millones de pesos sin comprobar durante el gobierno de Javier Duarte.

No obstante la clase política está esperando los aplausos del pueblo espectador, que a la postre buscarán que se traduzcan en votos para el próximo proceso electoral.

Basta ya de continuar haciendo de la política un espectáculo circense. La política es el instrumento y la vía que tenemos los ciudadanos para incidir de forma directa en la calidad de vida de nuestras familias.

México necesita políticos profesionales, honestos y éticos; no payasos, prestidigitadores, trapecistas o titiriteros.

Componer México es un asunto que nos involucra a todos. Construir un proyecto de nación para darle rumbo al país, exige la participación de las mujeres y los hombres mejor preparados en materia de políticas públicas y de gobierno.

#SiPodemosComponerVeracruz y #México

Dr. Jeremías Zúñiga Mezano

Twitter: @jeremiaszm

Pagina Facebook Jeremias Zuñiga Mezano

Correo: jeremias.zuniga@gmail.com

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *