La secretaria académica del Centro de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, Adriana Báez Carlos, considera que en este proceso electoral hay una mayor participación de candidatas mujeres que en años anteriores, aunque reconoció que la paridad ha ocasionado violencia por parte de los hombres que se sienten desplazados.

La especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) apuntó que el incremento en la participación de las mujeres responde a la reforma de 2014 que obliga a tener paridad de género en las candidaturas a todos los puestos de elección en los congresos, municipios y alcaldías.

Sin embargo, recordó que la norma no se aplica en otros cargos de representación popular como son las gubernaturas y para el de presidente de la República, toda vez que se trata de un cargo único.

“Entiendo que hay una mayor participación como candidatas en cumplimiento con la normatividad, porque los partidos que no cumplen se les retira el registro, de entrada hay una mayor participación desde el 2015 hay un crecimiento significativo en la participación de las mujeres en los congresos y también en los gobiernos municipales”, explicó la doctora en ciencia política.

Aseveró que la participación femenina ronda entre 40 y 50 por ciento en los congresos, lo que se replica en las elecciones de este año, que por primera vez se aplicará la paridad de género en el Senado de la República.

“Se ha procurado que en todos los consejos haya mujeres, es decir, hay una mayor participación de mujeres; el problema que se está observando en el país desde 2015, año que inició la aplicación de la regla, es que volvemos a registrar resistencia de varones.

“Parece que muy probablemente personas que pensaban y que venían cultivando su carrera política en los partidos se sienten desplazados por la aplicación de las cuotas de género, por lo que a partir de 2015 hay casos de violencia política contra mujeres”, aseguró la experta.

Dijo que la violencia de género no se detecta de manera fácil pues se confunde con la violencia política general, sin embargo, reconoció una preocupación ante los casos que se han registrado.

La academica dijo que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cuentan con un protocolo para atender casos de violencia política, para auxiliar a pre candidatas, candidatas y representantes electas que sean víctimas de este tipo de casos.

“Hay una preocupación nacional e internacional para que se apoye a las mujeres, para que no se les impida su crecimiento en la participación en espacios de interés público por este tipo de reacción”.

Apuntó que el impulso a la representación pública de las mujeres o a una mayor participación de ellas en la política, se ha impulsado en México desde 1993 y sí se ha enfrentado a varias resistencias que se han atacado con diferentes reformas.

Dijo que por ejemplo en un principio los partidos las ponían como candidatas suplentes, en las últimas listas de representación proporcional, después que se atacó y se cambió la norma para que los propietarios y los suplentes sean del mismo género.

“Se dispuso que las formulas fueran del mismo género toda vez que en 2006 varias llegaron como propietarias al congreso e inmediatamente después renunciaron entonces, esto desencadenó una decisión muy importante por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, abundó.

Recordó que esta se norma se retomó en la reforma política de 2014 para que se respete la paridad de género; además, se les exige a los partidos políticos que no pongan a mujeres en los distritos que consideran perdedores sólo para cumplir con las cuotas de género.

Ante ello, indicó que “se han observado abusos por parte de los partidos políticos pero también es de reconocer que las autoridades los han obligado a tomar mayores medidas para cumplir con las cuotas de género”.

Ante una mayor representación de las mujeres en las candidaturas de elección popular, los varones al verse con poca posibilidad se han empezado a registrar casos de violencia política principalmente en los estados del sur del país. “Los políticos no se sienten cómodos de ser desplazados contra las mujeres”, afirmó la especialista.

Dijo que el problema no está en los ciudadanos, porque han habido estudios en los que se ha demostrado que el electorado ha votado a lo largo del tiempo por un partido político y no por un candidato sin importar si son hombres o mujeres.

Cuestionada respecto al futuro de la igualdad apuntó “hay que seguir adelante con los mecanismos que tienen como propósito cambiar la cultura estamos en ese proceso y espero que en algunos años nos acostumbremos a que las mujeres podemos ocupar lugares en el espacio público”.

Respecto al caso de la renuncia de Margarita Zavala lamentó la salida de la contienda de la única mujer, “desde el punto de vista del género hubiera sido deseable que hubiera más candidatas mujeres a la presidencia de la Republica”.

Opinó que su candidatura se vio afectada por otros asuntos que tienen que ver con su posición a ser candidata independiente y a la decisión de renunciar a los recursos públicos “hizo el esfuerzo y esperemos que en el futuro ella o cualquier otra mujer pueda contender por la presidencia”.

Share this...
A %d blogueros les gusta esto: