Andares | El tatuaje

Felipe y Toño caminan por el adoquín del andador que conduce a las mesas de cemento de ping-pong de la prepa 5. Como ya es costumbre, se volaron la clase de “mate” de las 9. –Saca un tabaco para bajar la torta...

Andares | El golpe

Aprovechando que mi esposa y mis hijos se habían retirado a descansar, salí al jardín de la casa. Era domingo, cerca de las diez de la noche y un somnoliento puerto jarocho pernoctaba mientras la grácil brisa s...

Andares | El Niño de la rosa

Era cerca del mediodía y el sol arreciaba con bravura en la colonia Roma, del Distrito Federal. Caminé por la calle de Salamanca y doblé en Durango. A la distancia, parado justo a la entrada de El Palacio de Hi...

Andares | Gemelas

El suburbio donde Jennifer Evans y Johnatan Morales iniciaron su vida de casados, era el sueño de toda familia americana. Corría el año de 1948, ambos eran muy jóvenes y los nuevos aires y ánimos después de la...

Andares | Vacaciones de verano

“El zapato oloroso” fue la primera sacudida clara que mi oscuridad arrojó. Sucedió a los nueve y fue gracias a mi maestro Raymundo. Un año antes, el invierno se había adelantado. Los niños invadían las calles r...

Andares | Precoz

El aire fresco de la tarde mece cadenciosamente la copa de los árboles. Esa paz, rara vez es interrumpida en aquel punto del bosque, pero ahora, el ave de presa observa curiosa la escena de la única cabaña cerc...

Andares | El inquilino

Narraciones del más allá. “Taca, taca, taca, taca”, sonaba la vieja maquina de coser cada vez que el señor Tovar cerraba tras de sí la puerta. No era necesario voltear para saber que por debajo de ella un fi...

Andares | Lecciones de padre

Rodolfo se abalanzó contra su contrincante y aunque todavía no le había asestado ningún golpe contundente, lo tenía dominado en el piso, sólo le faltaba sujetar el brazo derecho bajo su rodilla para propinarle ...

Andares | El conjuro

Esa mañana al despertar, Wilfredo se llevó el peor susto de su vida. Al abrir los ojos, parado sobre su pecho y a escasos centímetros del rostro, se encontraba un abominable gnomo. El enano tenía la cara arruga...

Andares | Vecinos

Gabriel. "Noooo, aunque me jurarás que mucho has cambiando, para mi lo nuestro ya esta terminado, no me pidas nunca que vuelva jamás... Noooooo". Gabriel concluyó su interpretación en el karaoke y abrió sus ...